Memoria y olvido, dos fenomenos que buscan su redefinicion en la era del multiculturalismo y la globalización, son el epicentro de la investigación que Rodrigo Facundo atrae para construir su obra actual.

 

"En la punta de la lengua", alude a esos recuerdos parcialmente presentes, desdibujados por los acontecimientos de la historia y del propio sucederse. Cautivos de una memoria intermitente que esta transitada por la presencia y tambien por la amnesia parcial o total.

 

Alli estan aunque no sabemos a ciencia cierta como, donde o por que. Fantasmas indispensables de lo privado y lo publico. Imagenes reales, patentes, o distorcionadas visiones del optimismo y la ensoñacion. Todo ese universo complejo, ilustrativo, ambivalente es el que trata Rodrigo Facundo. Materializando la acción y al tiempo el temor. Lo real y lo imaginario, lo deseado y lo negado. De alli sale una obra sugestiva, poderosa que fisicamente envuelve al espectador y lo sintoniza en la fascinación. Logra construir una metafora de lo inconsciente, de la dualidad, de la verdad y del espejismo. Se provoca el sustituto, a nivel verbal y a nivel visual, produciendo una oportuna metonimia.

 

Pero la cuestión no es ociosa, la motiva la reflexion de una sociedad dispersa, violenta, desarraigada de su tradición, que sucumbe ahogada en sus propios funerales. En esa dirección su propuesta es de una poesia profunda y sombria, capaz de conmover en su silencio. En esa actitud el artista aclara: " Mi trabajo es una reflexion acerca de esta dolorosa experiencia de desintegracion, en una sociedad demasiado inclinada a la amnesia. Mas que respuestas de que sea y como debe construirse una identidad nacional, he querido mostrar las intersecciones, los desencuentros, las cruces y tangentes entre nuestra conciencia historica y el mapa personal y subjetivo de la memoria autobiografica. Tal vez al crear un punto de encuentro entre estas dos dimensiones opuestas de nuestras vidas, empezaremos realmente a recordar".

 

La autobiografia intervenida por lo que sucedió y la version que tenemos del hecho. La imagen veridica y la falsificacion de los sucesos. Su interpretacion y sus alcances. Todo parece favorecer el laberinto, el presentimiento y la incertidumbre. En ese vaiven del tiempo vivido, el perdido y que parece recobrarse se sucede la obra sutil y sugestiva de Rodrigo Facundo, una de las opiniones visuales mas puntuales de este fin de siglo en nuestro arte.

 

MIGUEL GONZALEZ

Catalogo de la exposición, Museo de arte Moderno  La tertulia, Cali

 

En la Punta de la Lengua  1997-2009

Inicio- Home